GTD para jóvenes 1 – Anótalo todo para vaciar tu cabeza

Decíamos el otro día que si no queremos perder la cabeza, o por lo menos no perderla del todo, deberíamos empezar a “redactar” un libro de instrucciones para nuestra vida. Un libro que no existe todavía porque no podemos usar el de los demás. Solo te sirve el tuyo, el que diseñes cada día para ti mismo. Sí, ya lo sé: lo más fácil sería bajárselo de internet o pedírselo a un amigo, pero eso no es posible. Imagínate buscando en Google: “Manual de instrucciones para chica de 15 años a la que le gusta el rap y tiene problemas para concentrarse cuando hay que hacer las tareas del instituo o llega -si es que llega- el momento de estudiar el examen de Historia”. Como ves, suena ridículo. No existe esa solución, afortunadamente.

No me malinterpretes. No estoy diciendo que las personas seamos como las máquinas y sólo podamos vivir de una manera concreta que está escrita en un rígido libro de instrucciones. Hay muchas maneras de vivir y de hacer las cosas. Y lo normal es que nuestra manera se parezca mucho a la de las personas que tenemos alrededor y con las que más nos relacionamos. Eso no es bueno ni malo por sí mismo. Será bueno si lo que copiamos de los demás nos “beneficia” de alguna manera y será malo si nos “perjudica”.

Y no debemos olvidar que tú -sí, tú, la persona que está leyendo estas líneas- puedes empezar a hacer algunas cosas de forma diferente si ya te has dado cuenta de que hacerlas como las has estado haciendo hasta ahora te trae algunos problemas que podrían evitarse fácilmente. Uno de los principales problemas es que algunas cosas se te olvidan. Y ese olvido luego provoca que te pongas nervioso, te agobies y, a veces, te desanimes o quedes mal con otras personas. Es normal. Nuestro cerebro no puede recordarlo todo. Y hoy en día menos que en el pasado porque estamos recibiendo información desde que nos levantamos hasta que nos acostamos. Por eso te propongo la REGLA Nº 1 de tu nuevo libro de instrucciones: ANÓTALO TODO PARA SACARLO DE TU CABEZA.

Por eso te propongo la REGLA Nº 1 de tu nuevo libro de instrucciones: ANÓTALO TODO PARA SACARLO DE TU CABEZA.

No me refiero solo a cuando estés en clase y los profesores te vayan a mandar tareas. También cuando estés con los amigos y se te ocurra una idea de algo que quieras hacer con ellos o te encuentres a solas en tu habitación escuchando música a todo volumen con tus auriculares.

Para hacerlo te recomiendo dos estrategias, una digital y otra analógica:

– Digital: todos los teléfonos móviles llevan una app de notas. Puedes crear una cada día en la que apuntas lo que se te vaya ocurriendo o lo que te vayan diciendo los demás.

– Analógica: te puede servir la agenda que ya estás utilizando para las cosas del instituto o puedes usar otro cuaderno pequeño con páginas en blanco. Ahí harás lo mismo que en la aplicación de notas del móvil.

¿Y qué hago luego con todo lo que tengo anotado?” Esa es una muy buena pregunta. Lo que yo te recomiendo es que en otro momento del día dediques unos minutos a TOMAR UNA DECISIÓN sobre cada una de las cosas que hayas anotado. Ahí tendrás varias opciones que descubrirás en el siguiente episodio de esta serie (aún no estrenada en Netflix ni en M+) que se llama “DISEÑANDO MI LIBRO DE INSTRUCCIONES”.

Seguimos en contacto.

Te animo a que dejes tus comentarios a continuación para compartir tus dudas o lo que quiera que sea que te provoque lo que acabas de leer.

Si eres de esas personas curiosas que quieren saber un poco más, te recomiendo que busques información sobre un método de organización personal que se llama GTD (Getting Things Done). También lo pueden aprender los jóvenesMarta Bolívar es una de ellas. Lo aprendió con tu edad y, según ella misma cuenta, es algo que le cambió la vida a mejor.

Aquí nos dice: «que no te dé vergüenza anotarlo todo».

1 Comentario

  1. Pingback: Así fue nuestro curso - Teenrebv

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *